La pintura no ha muerto

Ed Moses

El espacio expositivo Ars Málaga, situado en el Palacio Episcopal de la ciudad, acogerá desde el 4 de mayo y hasta el 2 de julio la exposición Painting After Postmodernism | Belgium – USA.

Afirma Barbara Rose, leyenda viva de la crítica del arte y comisaria de esta exposición, que los artistas que ahora muestran sus obras en el Palacio Episcopal de Málaga trabajan en solitario, con lentitud y de manera concienzuda, volviendo muchas veces sobre sus composiciones. Sus obras son el resultado de un proceso lento y requieren también  tiempo para ser asimiladas por el espectador: ralentizan el tiempo en lugar de acelerarlo.

Painting After Postmodernism | Belgium-USA parte del cuestionamiento del eco de aquellas palabras de Duchamp con las que declaraba la muerte de la pintura, porque, como recuerda el discurso de esta exposición, Picasso, Miró, Matisse, o la escuela de Nueva York nunca la abandonaron. Durante los años sesenta y setenta se volvió a promulgar esta muerte: con una concepción de la pintura asociada a los gustos burgueses, se intentó demostrar su agotamiento y se primaron el arte conceptual, el vídeo, la técnica mixta y las instalaciones. La pintura, siguiendo los postulados de Clement Greenberg, debía quedar reducida a la impresión óptica y en ella no debían permitirse ni los contenidos metafóricos ni, aún menos, la presencia de lo figurativo. No faltaron quienes pocos años después rebatieron, con voluntad descriptiva, las manifestaciones posmodernistas. Entre ellos, Achille Bonito Oliva, Peter Burger o Frederick Jameson, que apuntaron conjuntamente a la presencia del pastiche en la estética del momento.

 

Bárbara Rose da por agotada esta época (el Postmodernismo), ejemplificando este agotamiento en la vuelta a la pintura que hemos mencionado. La exposición, por lo tanto, es en realidad el manifiesto de la nueva pintura y de los artistas más significativos de este movimiento en el eje geográfico Bélgica – Estados Unidos. Estas obras tienen en común una actitud sincrética que conserva lo que sigue siendo vital del arte del pasado y lo hace analizando y destilando la esencia de lo pictórico. Algunos abordan la cuestión de la textura y lo háptico en lo concreto de lo matérico, convirtiendo las superficies en literales relieves, como Martin Kline y Larry Poons, o, en el caso de Melisa Kretschmer, sacando una estructura lineal de capas de contrachapado laminado, haciendo convivir lo pictórico con lo escultórico.  La eliminación de las relaciones figura y fondo se lleva a cabo creando un espacio en el cual las formas aparecen flotar desafiando la gravedad. Se tratan, todos, de pintores objetuales, pues todos crean imágenes, en las que el ritmo desempeña un papel fundamental. En las obras de estos artistas no hay estancamiento ni simetría, sus imágenes parecen flotar en cada uno de los mundos privados que conforman, invitando al espectador a entrar en él y contemplarlo, en lo que la comisaria ha definido como estrategias individuales de supervivencia.

Esta exposición se inauguró como 16 muestras individuales agrupadas en una el pasado mes de septiembre en Bruselas y ha sido ampliamente elogiada por la prensa especializada internacional, como The Art NewspaperArtforum  o Art in America, entre otras muchas publicaciones. Las obras pertenecen a artistas belgas y norteamericanos, viajando las de estos últimos expresamente desde Estados Unidos a Europa para Painting After Postmodernism | Belgium – USA. En la importante muestra colectiva que se inaugurará en Málaga, se presentarán también algunas obras que no se expusieron en Bélgica, por lo que supone una primicia y singulariza la exposición malagueña que se ha podido realizar gracias al esfuerzo conjunto del Ayuntamiento malacitano y el Palacio Episcopal, el nuevo espacio del arte contemporáneo de la ya llamada ciudad de los museos.

Los 16 artistas de los que podremos ver obras en el Palacio Episcopal de Málaga son los siguientes: los 8 belgas Mil Ceulemans, Joris Ghekiere, Bernard Gilbert, Marc Maet, Werner Mannaers, Xavier Noiret-Thomé, Bart Vandevijvere y Jan Vanriet; los 8 estadounidenses Walter Darby Bannard, Karen Gunderson, Martín Kline, Melissa Kretschmer, Lois Lane, Paul Manes, Ed Moses y Larry Poons.

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *